enfant terrible

Atreverse aquí no es osadía, sino sensatez vital.

José Luis Sampedro

no desmanteles el salto
que te lleva a lo desconocido
unge tu cuerpo con tu propio cuerpo
porque cambiar es acercarse más
a uno mismo

11 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Pero cómo da miedo eso de los cambios, ¿no?

Muá.

Arantza G. dijo...

Cerrar los ojos y saltar, aunque eso implique rompernos la testa.
Saltar y descubrir el vacío que hay bajo nuestros pies, aunque eso nos lleve a ser cojos.
Todo sea por saber de que materia estamos hechos.
Un beso.

coloresdepapel dijo...

"unge tu cuerpo con tu propio cuerpo"

Puede haber frase más bella a la par que sugerente?

Terrible, mon ami. Mon petit ami.

Bel dijo...

Hermoso poema y sensato consejo.

Saludos.

luna dijo...

bonito


mua mua

Lara dijo...

es brutal

Espérame en Siberia dijo...

Qué va. Gracias a usted por reconocer a mi Galeano :)

Muchos cariñitos.

antonio alfaro sánchez dijo...

afilado poema, bello, gracias

El peregrino dijo...

Atreverse. ¡cuánto necesito atreverme! Pero, ya lo ha dicho Benedetti, en una entrada que aparece más abajo, se avanza a tientas, mientras que se retrocede con firmeza.
Saludos y enhorabuena por el blog.

Ana María Espinosa dijo...

Te felicito por tus poemas. Yo no me atrevería ni a mostrar lo que escribí con 20 años.

Aurélia dijo...

Bárbaro... Realmente impresionada... Por el acuerdo... Que encima estuve cuatro años viviendo acá, cerca de lo de la foto...