Benedetti ha muerto

Mario Benedetti falleció ayer a los 88 años a causa de una afección pulmonar crónica. A tientas, señores, vamos

A tientas

Se retrocede con seguridad
pero se avanza a tientas
uno adelanta manos como un ciego
ciego imprudente por añadidura
pero lo absurdo es que no es ciego
y distingue el relámpago la lluvia
los rostros insepultos la ceniza
la sonrisa del necio las afrentas
un barrunto de pena en el espejo
la baranda oxidada con sus pájaros
la opaca incertidumbre de los otros
enfrentada a la propia incertidumbre
se avanza a tientas / lentamente
por lo común a contramano
de los convictos y confesos
en búsqueda tal vez
de amores residuales
que sirvan de consuelo y recompensa
o iluminen un pozo de nostalgias
se avanza a tientas / vacilante
no importan la distancia ni el horario
ni que el futuro sea una vislumbre
o una pasión deshabitada
a tientas hasta que una noche
se queda uno sin cómplices ni tacto
y a ciegas otra vez y para siempre
se introduce en un túnel o destino
que no se sabe dónde acaba.

5 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Yo no paro de llorarle. No sabía lo que era que se te muriera el escritor que más admiras, que más te enamoró. Es terrible.

Pero a seguir a tientas, como él nos diría.

Arantza G. dijo...

Duro palo que hemos recibido pero la vida es así y el lenguaje que él amó nos dice que hay que seguir..a tientas.
Besos

mariola dijo...

A mí me ha coincidido con la muerte de mi relación... aunque yo quiero pensar que con el coma profundo y no podrían llegar dos mazazos más grande juntos...
que te vaya bonito, mario, allá donde sea que acabe ese túnel.

Alhy dijo...

Además de un magnifico contador, era el ejemplo perfecto de que creatividad y talento no siempre van de la mano de personalidad inestable y atormentada. No. La creatividad es saber pulsar con tiento muchas cuerdas del alma...

Gracias, maestro. Por tanto...

Sad Kisses ***

Laura dijo...

"Con ánimo de ofender", él encontró el secreto de la inmortalidad...