made in china

Henri Cartier-Bresson

no, no nazco de tus índices más oscuros
yo procreo en mi propio jardín
en el páramo de la creación

no, no somos irrevocablemente dos
yo bebo del nombre de némesis
y huyo como el humo azul

no, no volveré a arrodillarme
yo lamí el asfalto porque pensé
que claudicarías ante semejante espectáculo

no, no más perderme en agujeros de gusano
yo inventé las cien metonimias de bar
y ninguna sonrisa acompañó aquel estío

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay quienes no claudican ante tal espectáculo, no saben mirar más allá de sus ombligos
Cara_cola

Nuria dijo...

p r e c i o s o